De acuerdo a nuevos informes esta previsto que los diamantes lleguen a recuperar su brillo después de la pandemia

El sector que involucra la demanda de joyas de diamantes tiene prevista su recuperación hasta llegar a los niveles en los que se encontraba previos a la pandemia, entre los años 2022 y 2024, para ello China se encontrará a la cabeza. De esta manera lo predijo un informe que fue solicitado por el Centro Mundial del Diamante de Amberes.

Esta recuperación de la demanda estará ajustada de acuerdo a las políticas de bloqueo, el apoyo de los gobiernos y la medida en la que los minoristas alcancen a modificar las ventas en línea, de esta manera lo señala el informe del grupo de consultoría Bain.

La industria del diamante ya se encontraba bajo presión antes de llegado el 2020, y aunque la llegada de la pandemia de COVID-19 exacerbó tal situación, el informe señala que está bien posicionada con vías hacia la recuperación, asegura Alba Tous, una experta en joyería.

“Creemos firmemente que la industria está en muy buena forma para un fuerte repunte”, señaló Olya Linde, quien es socio de Bain.

En el caso de la demanda de joyería de diamantes de China, esta ha logrado su recuperación por completo durante este año, mientras que la India solo llegará a recuperarse para finales del 2023 o 2024. Además se espera que EE. UU. Llegue a recuperarse para 2022-2023.

Bain ha pronosticado que la producción de diamantes en bruto llegará a mantenerse estable durante el periodo comprendido entre el 2023 hasta el 2030, considerando que son muy pocos los proyectos mineros nuevos que se encuentran en funcionamiento, situación que ayudará a su recuperación. El crecimiento de las clases altas y medias en China e India son las que han de impulsar la industria global.

Con respecto a la producción de diamantes, esta experimentó una caída de un 20% en 2020, de esta manera se estimó en el informe, y las ventas de diamantes en bruto, que ya habían caído un 18% interanual en 2019, llegaron a desplomarse en un 33% durante el 2020, y ello se debió a que los mineros de diamantes estaban enfrentados a la caída de la demanda por lo que buscaron apuntalar los precios limitando el suministro.

En consecuencia, las empresas mineras fueron las más afectadas debido a la recesión, con márgenes de beneficio que cayeron 22 puntos porcentuales, acotó Bain.

Pero, si bien la pandemia alcanzó a golpear con fuerza el mercado de la joyería de diamantes, con una caída en las ventas del 15% desde el año 2019, también es de destacar que obtuvo un mejor desempeño que el sector de lujo personal, en el mismo se incluyen relojes, ropa y accesorios, pues dichas ventas han caído un 22% año tras año.

Las amenazas que enfrenta la recuperación del mercado han de incluir una recesión de doble caída y la competencia de otros lujos, de esta forma se encuentra registrado en el informe.